Santo Tomás de Coro

Siglo XIII.

Siglo XIII. Bien de Interés Cultural desde 1994

La planta de la iglesia cuenta con una nave rectangular rematada por cabecera cuadrada. Las dos portadas mediante las se accede al templo, en los muros Norte y Sur, conservan su traza primitiva. La portada principal está compuesta por una doble rosca apuntada y la única ornamentación que posee se concentra en el guardapolvo. La entrada secundaria también cuenta con un arco ojival con guardapolvo y sin ornamentación.

En el muro Sur de la nave se conserva un canecillo decorado con una cabeza expresionista y en el muro Norte se encuentra otro que muestra un personaje tirando de una cuerda. Por otra parte, dos de los canecillos del muro Norte de la cabecera se esculpen con un felino y un animal monstruoso. La iglesia conserva varias ventanas románicas: dos saeteras sencillas al Sur y dos al Norte de la nave y una ventana monumental en el testero que consta de una rosca lisa de medio punto, protegida por guardapolvo que muestra con capiteles esculpidos.

En el interior del templo se observa una cabecera cubierta con bóveda de cañón ligeramente apuntada. También se conserva el arco triunfal apuntado y protegido por guardapolvo. Éste, apoya en tres columnas a cada lado coronadas por capiteles. Solamente el capitel central del lado derecho presenta una máscara monstruosa de rasgos expresionistas, mientras el único decorado del lado opuesto muestra dos cuadrúpedos dispuestos simétricamente, que unen sus cabezas en la esquina del capitel. En las esquinas de la capilla y bajo la línea de imposta que recorre los muros laterales se encuentran ménsulas labradas.

Acceder