San Vicente de Grases


La construcción actual muestra varias modificaciones sufridas en las épocas moderna y contemporánea pero aún conserva algunos vestigios de su fábrica románica.

El edificio posee una planta que consta de una nave rematada, a la altura del arco triunfal, con sendos altares que preceden a la cabecera cuadrada. En el muro Norte exterior se conserva el zócalo primitivo medieval. Entre los elementos románicos que se muestran en el exterior se encuentran varios canecillos distribuidos en diversas zonas de la iglesia: uno de ellos está empotrado en la parte exterior del muro Este y lleva esculpida la cabeza de un animal bovino y otro se encuentra reutilizado en el muro meridional y parece representar una cabeza de cordero.

El resto de indicios románicos se hallan en el interior de la iglesia en donde se encuentran dos canecillos similares a los descritos y dos piezas de piedra en donde se encuentra labrada una cruz griega, posiblemente procesional.

En la cara interior del muro Oeste del pórtico se conserva reutilizada una lápida romana, descubierta en 1925, de forma rectangular y tamaño reducido que nuestra una inscripción incompleta en letras irregulares.

Acceder